sábado, julio 23

El Vino

otro dia mas...arriba, el intrincado sol; abajo, Asterion...

Cuando la vida está llena y el corazón vacío, tomo vino.
Vino tinto, cruel engañador, me embruja y me hace sentir un símil al amor, delicado y traidor, que se esfuma rápidamente en horas, minutos o segundos.

Una sensación que no llena, una sensación que al final vacía, un engaño que sólo recuerda que hay un espacio que no espera a nadie, que no tiene esperanza.

Hoy tomo vino por otro motivo y deseo enamorarme con música francesa.
Y sentir esta estupidez exquisita de la eternidad del segundo.
Pero desear al amor y no a alguien que lo brinde es un craso error, tal como querer sentir amor y tomar vino para emularlo.

lunes, octubre 27

El Desengaño

otro dia mas...arriba, el intrincado sol; abajo, Asterion...

Tanto tiempo costó estabilizar los sentimientos, tanto tiempo costó entender lo malo que era la pasión anterior, sólo para respirar esta brisa de nuevo amor y entender que sólo es una brisa. Una ilusión corta sin mayor proyección o alcance. No es que busque una pasión que me consuma, pero sólo quería más tiempo de enamoramiento, que al parecer ya se acabó. Al darme cuenta de esto, tropecé y mis sentimiento también lo hicieron. Creo que pasó lo que yo pensaba al comienzo. Alguien que te busca sólo por cómo luces y que no quiere conocer mucho de ti, después de la pasión no quedará mucho que le interese en ti.

domingo, junio 15

La Mirada

otro dia mas...arriba, el intrincado sol; abajo, Asterion...

Después de mucho tiempo dormido, abrí los ojos y me estabas mirando.
Tú, la última persona del mundo que me tenía que mirar, me estaba mirando, y no sólo una vez, sino infinitas veces, como buscando en mi algo de pasados distintos pero entrelazados, como una respuesta a través de una verdad indirecta. Tal vez entendimiento de eventos predeterminados.
He pensado también que no me estabas mirando.  Quizás haya sido mi cabeza engañadora y soy un ser transparente que tu mirada atraviesa sin refracción.

De todos modos esa mirada me cambió, y ahora estoy obsesionado buscándote, tratando yo de buscar algo que quizás nos une, no sé, algo que más allá de la piel se pueda encontrar. Habrá visto mi alma esa persona que nuevamente me haga sentir inmortal?

lunes, agosto 12

La Tristeza

otro dia mas...arriba, el intrincado sol; abajo, Asterion...

Cuando el mundo se da vuelta y te desordena todo, se ve a veces las cosas más claras.
El alma te pide lo esencial, desaparece automáticamente todo lo vanal, lo superficial, lo innecesario.
En momentos terribles como los de ahora, no apareciste por mi mente, y me sorprendo de ni siquiera pensar en recurrir a ti.
Acaso mi necesidad era que tu recurrieses a mi en momentos así?

(escrito algún día de abril de 2013)

El fin de la pereza

otro dia mas...arriba, el intrincado sol; abajo, Asterion...

El desligarse ha quitado la pereza.
Desapareció ese letargo eterno que impedía el crecer, ahora el sol entra en mi piel y genera potencial de crecimiento, de ideas, de vida. La comodidad de la sombra me tenía aletargado por tanto tiempo.
Mis ojos se abren, mi corazón también. Un sentimiento agridulce de nostalgia y ansias del futuro me ebriaga y no sé qué es peor o cual es mayor. Lo gozo. Solo.

Siento que todo impulso es más fácil, que toda idea es realizable.
Incluso disfruto la pequeña amargura de lo inexplorado, la tensión de la duda.

lunes, marzo 18

La Fortuna de la Maldición

otro dia mas...arriba, el intrincado sol; abajo, Asterion...

Sentirse solo rodeado de gente.
Alternado.
Sentir que no se respeta nada y te invaden hasta cuando no son nada tuyo ya.

No hay consuelo de mejora, el sentimiento de desesperanza acrecienta.
El ideal esta podrido y así todo se siente imposible de superar.
La realidad es una clara y las palabras adornadas de todas formas encantan.
No necesito más encantos o hechizos en mi vida.
No necesito otro sol que se pueda apagar.
Brillar es la meta, no reflejar.

Dejar de atormentarme.
Dejar de buscar tu cara entre la gente, dejar se esperar palabras de perdón.
Total si llegaran, nada cambiaría en absoluto.

Confiar en la justicia divina y la retribución.
Imposible no desear mal e intentar cobrar venganza.
Imposible no sentir que me cagaste la vida.
Imposible no pensar que me salve de que me destruyeses más allá del alma.
Imposible no saber que me salve de un futuro con un desenlace aún peor.

Imposible no sentirme afortunado después de todo con esta maldición.

(escrito 9-mar-13 en medio luces de colores y sin alcohol)

lunes, febrero 18

El Instante de Lucidez

otro dia mas...arriba, el intrincado sol; abajo, Asterion...

La Crisis no existe. Es una farsa pobre para terminar el lazo.
No es más fácil decirmelo de una vez que tenerme en ascuas, que tenerme alejado añorando alguna señal, que tenerme congelado ante la distancia futura de una relación?

No es posible que sólo la amargura aparezca cuando estoy yo, que la única fuente de angustia sea yo.
Si no me amas, dimelo y será mejor y seré más fuerte que creyendo que estas en un hoyo.

(Borrador encontrado el 07-10-2012)

domingo, enero 13

El Embrujo

otro dia mas...arriba, el intrincado sol; abajo, Asterion...

Casi por instinto, el otro día me vi liberado del embrujo.
Aquel embrujo que me hizo pensar que habías nacido para mi,
que estabamos destinados a encontrarnos y a amarnos.
Cuando lo pronuncié, aquella vez hace años, creo que me embrujé a mi mismo.
Un embrujo que me ató a ti, haciendome creer que después de ti no habría nada.
Días antes del fin de mundo, lo entendí y me liberé.
Ahora soy libre de todo y hay un mundo tremendo esperando ser conocido.
Hay nuevamente esperanza y un futuro eterno, cosa que había perdido en los últimos días contigo.

sábado, enero 5

El Fin del Mundo

otro dia mas...arriba, el intrincado sol; abajo, Asterion...

Y como decía la profecía, tres días de oscuridad y luego luminosidad total.
El mundo como lo conocía se ha acabado.
Se acabaron las ataduras falsas, la mentira, la cobardía.
Comienzan los solitarios años de luminosidad, donde yo seré mi propio sol.

miércoles, octubre 17

La foto

otro dia mas...arriba, el intrincado sol; abajo, Asterion...

No sé en qué momento me resigné a no verte más.
No sé cuándo pude prescindir de tu risa o de tus palabras.
Miro la foto y me dan ganas de volver a esos momentos eternos.
Pero no es posible. No somos los mismos, ni queremos volver a serlo.
Podríamos recuperar ese momento? o mejor dicho formar otro con la misma esencia, la misma mística, la misma risa.
Sentado espero ese momento que aparezca. Ni un esfuerzo. No llegará.