miércoles, febrero 8

La introspección

otro dia mas...arriba, el intrincado sol; abajo, Asterion...

Asterión se despega del suelo, le es posible caminar, mil fantamas han aparecido, los que te rondean desde tiempos inmemoriales. Cual hombre griego, cuerpo y mente corren bajo el mismo concepto, y sobre la arena se construyen pasos de dudable perdurabilidad. Es arena después de todo, el mar, el viento u otro paso pueden borrarlo... o más simple, un paso olvidado es como si no se hubiese dado jamás. Es bueno pensar que solo se entierran, total, así se puede desenterrar facilmente. Creo que así funcionan los progresos de Asterión. Son marcados y fuertes, pero comienzan a hundirse por su propio peso.

Asterión ha disfrutado del dolor y la angustia de la muerte de Dios, de la soledad de la independencia de espíritu, ha mirado con pseudo-valentía las misiones propuestas. La mente está demasiado despierta, no deja dormir, los pensamientos vuelan y el tiempo puede llegar sentirse muerto. La inmortalidad del momento se hace real, ayudada por la eternidad de la noche. Y quedan pruebas. Pruebas de sangre de otro ser esparcidad de forma artistica. Se habla de procesos, de sueños, de ideas. El ser llamado Asterión comienza a sentirse nuevamente, se siente la fuerza inspirada en la vida, en una verdadera vida, aquí y ahora. La sangre se acelera y se siente el mundo y su fuerza que no para. Sí! la percepción! los sentidos vivos y la sonrisa interna bombean sustancias que no dejan dormir o dejar de pensar.

Siento el viento de los campos y fuerte. Casi listo como para la batalla que se aproxima para la proxima luna...

1 comentario:

Kadannek dijo...

Me ha agradado muchísimo la manera que teneis de describir... hay muchisima profundidad en vuestras palabras..y una visión clara de "asterion"..

saludos.