lunes, enero 15

La inconsistencia

otro dia mas...arriba, el intrincado sol; abajo, Asterion...

Tantas palabras emitidas sin sentido. Asterión se baña en el mar de la inconsistencia.
Esto que parece agua, no lo es. Huele distinto y su consistencia parece más viscosa.
Lo tomo entre mis manos. Se me va entre los dedos.
Y de repente lo vi, ahí entre los destellos de luz reflejados, ahí entre los miles de colores de aquel líquido infame estaba, estaba un mar de plumas y pajaros, donde navegaban naves y gente volaba por los aires. Entonces cerré los ojo y pude sentir un aroma especial, era a olor a mar, olor a futuro, esencias de deseo e imposibilidad.

Al sumergirme encontré un gran cristal que cada vez se hacía más pequeño, en el vi una menuda figura atrapada. Era cara conocida, quizás de alguna vida, quizá alguien que yo maté muchas veces.

En el mar de la inconsistencia todos los sueños se deshacen, son destruidos y liberan al soñador frustrado al mar, ahogandolo en sus sueños dispersados ya por la nada.
Yo sé que varias veces te destruí, pero sé también que esto es peor que cualquier muerte, vivir con la certeza de que no por ti, tus sueños no serán cumplidos.

1 comentario:

Gabrielle dijo...

La vida es sueño, por tanto también se deshacen las vidas en ese mar.

Un saludo, y creo que a veces prefiero ser una perra sin sentimientos, porque aunque trate de aparentar serlo, igualmente termina mal.

Cuidate